El Planetario de Bogotá te acerca a las estrellas

Para viajar de forma económica fuera de este planeta, no es necesario montarse en un cohete de la NASA, solo se necesita ir al Planetario Distrital de Bogotá.

Ubicado en la Calle 26 B No.5 – 93, al lado de la Plaza de Toros La Santa María, el planetario fue creado como parte del plan de divulgación cultural propuesto por el entonces alcalde de Bogotá, el doctor Virgilio Barco. La construcción del Planetario estuvo a cargo de la firma de arquitectos e ingenieros “Pizano, Pradilla, Caro y Restrepo” y abrió sus puertas al público el 22 de diciembre de 1969. Cuenta con una cúpula de 23 metros de diámetro y un proyector compuesto por más de 160 proyectores que representan en una pantalla en forma de domo las estrellas, planetas, el sol y otras maravillas del universo.

A partir del año 2000 el Planetario ofrece no solo el Teatro de Estrellas sino también el Museo de Bogotá, la Galería Santa Fe, y la sala Oriol Rangel.

Ven ya a disfrutar del Planetario Distrital de Bogotá 

La Plaza de Bolívar, el corazón de Bogotá

La plaza principal dela ciudad de Bogotá es sin duda alguna la Plaza de Bolívar, un lugar en donde está centrada gran parte del poder nacional. Ubicada entre las carreras 7 y 8 con calles 10 y 11, es un viaje obligado y económico para quienes quieren conocer el centro de la ciudad.

A su alrededor se encuentran algunos de los edificios principales de Bogotá. Al norte, el Palacio de Justicia, al sur el Capitolio Nacional sede del Congreso de la República. Al oriente la catedral Primada de Colombia con la Casa del Cabildo Eclesiástico, la Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal y al occidente el Palacio Liévano sede de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Fue declarada Monumento Nacional en 1995.

Su aspecto físico ha cambiado considerablemente con los años, en sus inicios estaba rodeada de casas coloniales y era la sede del mercado donde los campesinos vendían sus productos. Había una fuente que los habitantes de la capital llamaban El Mono del a Pila.

Después de la independencia la plaza comienza a llamarse Plaza de la Constitución y en julio 20 de 1846 el Congreso de la República ordenó poner una estatua de bronce del Libertador Simón Bolívar donada por José Ignacio París y desde ahí el nombre de la plaza cambió a Plaza de Bolívar.

En 1831 se suspende el mercado, en 1880 se cambia de orientación la estatua y se pone un jardín a su alrededor que posteriormente fue retirado.  Finalmente la plaza como se conoce en la actualidad, fue inaugurada  en 1961 por el presidente Alberto Lleras Camargo.

¡Viaje y disfrute de La Plaza de Bolívar  de Bogotá! 

Religión y Sal en Zipaquirá

A pocos kilómetros de Bogotá, en el municipio de Zipaquirá, está ubicada una de las maravillas arquitectónicas del país: la Catedral de Sal, que fue construida en el interior de las minas de sal de la región por el arquitecto bogotano Roswell Garavito Pearl, con el apoyo del ingeniero Jorge Enrique Castelblanco Reyes.

El viaje hacia la catedral puede resultar muy económico ya que es muy fácil irse en carro, aunque es mucho más agradable y típico viajar en el Tren de la Sabana que sale desde Bogotá hasta llegar a Zipaquirá.

El interior de la Catedral está lleno de una rica colección artística, especialmente de esculturas de sal y mármol. Se le ha otorgado el título de Joya Arquitectónica de la Modernidad y su importancia radica en su valor como patrimonio cultural, religioso y ambiental.

Estuvo nominada para formar parte de las 7 maravillas del mundo moderno y obtuvo el primer lugar en el concurso para elegir las 7 maravillas de Colombia.

Aunque la Catedral es en sí misma un atractivo turístico, forma parte de un gran complejo dedicado a la sal y la minería llamado El Parque de la Sal.

Consagrada a Nuestra Señora del Rosario, la patrona de los mineros, la Catedral inicial tenía tres grandes naves con columnas improvisadas y una gran cruz en el centro. Con el paso de los años esta catedral se volvió muy insegura para los mineros y fue cerrada en 1990 para darle paso a la actual, inaugurada en diciembre de 1995.

¡Venga a Bogotá y conozca La Catedral de Sal de Zipaquirá!

Coma y disfrute en Bogotá

Una característica de Bogotá es que como dicen muchos turistas “se come muy bien” y esa fama es gracias a la innumerable cantidad de restaurantes que se encuentran a lo largo de la ciudad, un económico viaje por la gastronomía tanto nacional como mundial.

Aunque hay una gran variedad de restaurantes por toda de la ciudad, hay unas zonas especializadas para rendirle culto a la gastronomía. Estas zonas son la Zona T, el parque de la 93, la Macarena y la reconocida Zona G (G de gastronómica).

En cuanto a la comida nacional, se pueden destacar restaurantes como Casa Vieja, Club Colombia, Casa Santa Clara entre otros que logran brindarles a sus comensales lo mejor de la gastronomía colombiana.

Y la vuelta al mundo se puede hacer en más de 80 restaurantes que transportan a sus clientes a los diferentes destinos a través de sus platos.

De igual forma hay establecimientos que no sólo se destacan por su comida sino por la original decoración de sus locales, es el caso de La Plaza de Andrés, ubicado en el Centro Comercial El Retiro, cuya apariencia es la de una plaza de mercado.

Sin duda alguna, Bogotá es una ciudad para disfrutar con todos los sentidos.

¡Deléitese ya y disfrute de los restaurantes de Bogotá! 

Historia y cultura en el centro de Bogotá

Caminar por Bogotá puede resultar una experiencia fascinante, en especial si el recorrido se hace por el centro de la ciudad, en el barrio más tradicional de la misma, La Candelaria. En este lugar se reúnen la historia, la cultura, la religión y el poder de la ciudad y el país. Un viaje que puede resultar económico y emocionante para conocer el pasado y entender el presente.

Sus construcciones, de las cuales se conservan la mayoría, forman parte del Patrimonio Histórico de la Nación y han sido declaradas Bienes de Interés Histórico y Cultural.

Este sector de la ciudad constituye un gran atractivo para nacionales y extranjeros quienes han llegado hasta allí para establecerse y darle más vida al lugar con la instalación de teatros, biblioteca y universidades.

La historia se respira en cada calle y esquina de La Candelaria; se cree que en el llamado Chorro de Quevedo fue donde el conquistador español Gonzalo Jiménez de Quesada fundó la ciudad de Bogotá, el 6 de agosto de 1538. Siguiendo por sus calles estrechas y adoquinadas, se puede encontrar el Palacio de Nariño, el lugar de residencia y de trabajo del Presidente de la República. Un poco más al norte, se encuentra la reconocida Plaza de Bolívar, en donde se alzan imponentes los edificios del Capitolio Nacional, el Palacio de Justicia la El Palacio Liévano donde funciona la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Catedral Primada.

Además de diversos museos como el Museo Botero, La Casa de la Moneda, La Casa del Florero, el Museo de Arte Religioso, entre otros, los visitantes pueden hacer un recorrido por las iglesias construidas en la época colonial que aún se conservan en su estructura y en sus ornamentos.

El Teatro Colón, el más conocido de la ciudad, tiene su sede en La Candelaria y ha sido el punto de encuentro de los mejores representantes de la música y las artes del mundo.

Teatros, bibliotecas, parques, museos e iglesias, hacen de La Candelaria el lugar ideal para pasar un día lleno de cultura, arte, religión e historia.

¡Pasee por del barrio La Candelaria en Bogotá. Venga y disfrute ya! 

Historia, arte y cultura en Bogotá

Bogotá es una ciudad que tiene una gran cantidad de actividades culturales que incluyen teatros, bibliotecas y varios museos que abarcan todos los temas y se encuentran en todos los rangos de precios, incluso hay algunos días en que las entradas son gratis, haciendo del recorrido cultural por Bogotá, un viaje muy económico.

Los museos están distribuidos por toda la ciudad aunque la mayoría de ellos se encuentra en el centro histórico de esta gran metrópoli. En este sector se puede encontrar el más famoso de los museos del país, el Museo del Oro, en el que se exhiben piezas de orfebrería y cerámica precolombinas. Muy cerca de ahí se puede visitar el Museo Nacional en donde se pueden apreciar piezas de arte de pintores reconocidos que narran gran parte de la historia nacional. El Museo Casa Botero que alberga obras del famoso pintor Fernando Botero (donación del artista) y un gran número de obras de pintores igualmente reconocidos.

Pero los niños también tienen sus museos en Bogotá, es el caso del Museo de los Niños, en el que pueden conocer las normas de tránsito y aprender sobre ciencia y tecnología. También se puede ir a Maloka, un centro de ciencia y tecnología interactivo donde los niños pueden aprender jugando sobre astronomía, ciencias, matemáticas, etc.

¡Viaje y disfrute de los museos de Bogotá! ¡Aproveche ya! 

Monserrate, ícono de Bogotá

El símbolo de la ciudad de Bogotá es sin duda alguna el Cerro de Monserrate que se puede ver desde varios punto de la ciudad y constituye uno de los viajes obligados y económicos de la ciudad.

Al cerro se puede acceder de tres formas: para los más piadosos que lo hacen cumpliendo promesas, está la opción de subir a pie, aunque últimamente esta vía está un poco restringida debido a problemas de deslizamientos. También se puede subir en teleférico, es una modalidad de dos cables con dos cabinas que pueden transportar 40 pasajeros cada una en las dos direcciones. El recorrido en teleférico dura 40 minutos y desde las cabinas con grandes ventanales, se puede apreciar una maravillosa vista de la ciudad y del cerro. La otra opción es el funicular, un pequeño tren que se desplaza por unos rieles sobre la montaña de forma tan lenta que les permite a los viajeros contemplar el paisaje y la naturaleza.

Ubicado a 3152 metros sobre el nivel del mar, Monserrate alberga el Santuario del Señor Caído, lugar de peregrinación de nacionales y extranjeros y fue fundado en 1640, aunque realmente fue terminado en 1657 con ayuda de los santafereños.

Además del santuario, el cerro de Monserrate tiene un mercado de artesanías y dos restaurantes en donde los bogotanos y los turistas pueden disfrutar de platos típicos colombianos y de la mejor gastronomía internacional. Estos restaurantes son Casa San Isidro y Casa Santa Clara.

Conozca ahora mismo el Cerro de Monserrate en Bogotá! 

Bogotá, una ciudad para ir de compras

Una de las capitales colombianas con mejores opciones para ir de compras es  Bogotá, una ciudad que cuenta con más de 50 centros comerciales, grandes almacenes de cadena, outlets y ferias artesanales, que hacen de la actividad del “shopping” algo muy atractivo y eficiente. Visitar Bogotá puede convertirse en un viaje económico para aquellos que buscan realizar compras de calidad y a cómodos precios.

Bogotá cuenta con diferentes zonas comerciales donde se pueden encontrar artículos de excelente calidad fabricados por artesanos, ebanistas, costureros y diseñadores 100% colombianos a precios muy cómodos.

Los lugares favoritos para ir de compras son los centros comerciales, espacios que reúnen en un solo lugar varios almacenes de diferentes marcas que ofrecen una enorme cantidad de productos de todos los precios. De fácil acceso vehicular y peatonal, con restaurantes y zonas de esparcimiento, los centros comerciales son el lugar ideal para pasar un día agradable satisfaciendo todas las necesidades de diversión.

Otra opción de compras que puede resultar más económica son los Outlets, almacenes y centros comerciales en donde se pueden conseguir artículos de marca fuera de temporada a precios muy rebajados.

Algunas zonas de Bogotá se caracterizan por vender un tipo de mercancía en particular, es así como se puede encontrar el sector de calzado, de electrodomésticos, muebles, en donde la amplia oferta puede ser favorable para el comprador en términos de precio.

Y si se trata de conseguir recuerdos o artesanías la mejor opción es recurrir a los conocidos Mercados de Pulgas, unas tiendas que se montan los fines de semana en donde se pueden encontrar joyas, artesanías, ropa, libros, algunos nuevos y otros usados que hacen las delicias de los turistas.

Coma, baile y diviértase en Bogotá

Bogotá es una ciudad que ofrece muchas actividades tanto en el día como en la noche, ofreciéndoles a los residentes y visitantes muchas horas de diversión de todo tipo, viajando económicamente a través de la gastronomía mundial que ofrecen sus restaurantes y de la amplia variedad de música que se disfruta en sus bares y discotecas.

Bogotá presenta diferentes zonas de diversión dentro de las cuales se pueden encontrar los más diversos tipos de restaurantes y discotecas que combinan la calidez de la ciudad capitalina con las influencias recibidas de diferentes lugares del mundo.

El Parque de la 93 es un lugar concurrido tanto de día como de noche, en donde sus exclusivos restaurantes albergan a las personas que trabajan en sus alrededores así como familias que llevan a sus hijos a pasar un rato de esparcimiento en el parque. Pero en la noche, se transforma, sus luces se encienden y se da paso a la música, al baile, a los buenos cocteles o licores y a un derroche de alegría y diversión.

La Zona T, bautizada así porque sus calles peatonales forman T, está inundada de restaurantes, almacenes exclusivos y lugares de rumba en donde los bogotanos suelen salir y disfrutar primero de una buena cena y terminar la noche bailando hasta el amanecer. Está ubicada en la calle 82 con carrera 13. Colinda con la conocida Zona Rosa donde además de bares y restaurantes, se pueden encontrar hoteles y casinos.

Usaquén es un sector de la capital en donde predomina la buena mesa, con restaurantes que ofrecen comida italiana, oriental o colombiana. Un lugar para pasar una noche tranquila, charlando con amigos acompañados de un buen vino o una cerveza.

Galerías, en la calle 53 con carrera 27, un lugar en donde predominan los lugares especializados en crossover, mariachis y vallenatos.

¡Aproveche ya y disfrute de la vida nocturna de Bogotá!

Bogotá, ciudad de historia, cultura y tradición

Viajar por Bogotá puede resultar muy económico si se sabe a dónde ir y cómo. Una ciudad capital en donde las posibilidades son infinitas, sus parques, cines, teatros, centros comerciales, museos y bibliotecas hacen que la estadía en la llamada “Atenas Suramericana” sea una experiencia placentera e inolvidable.

Fundada en 1538 por el conquistador español Gonzalo Jiménez de Quesada, cuenta en la actualidad con 20 localidades y se constituye en el centro administrativo, económico y gubernamental del país.

Posee una población de más de 8 millones de habitantes de todas las regiones del país, que llegan a esta ciudad a buscar y aprovechar todas las oportunidades que ofrece una ciudad como Bogotá.

Bogotá es depositaria de gran parte de la historia del país, que se puede conocer caminando por las empedradas calles del barrio La Candelaria, el Chorro de Quevedo, en donde se cree ocurrió la fundación de la ciudad el 6 de agosto de 1538; la Casa del Florero, el lugar en donde según cuenta la historia, se inició la revuelta popular por la independencia del país; la Plaza de Bolívar en donde se erige la monumental Catedral Primada de Bogotá y las residencias en donde habitaron los grandes próceres de la patria como Simón Bolívar, Antonio Nariño o la celda de la cual partió Policarpa Salavarrieta rumbo al cadalso.

Innumerables son las historias escondidas en las edificaciones de la ciudad, unas antiguas, otras más recientes, pero que cada una constituye una parte de lo que es la ciudad y su gente.

¡Viaje y disfrute ya de Bogotá!